Seleccionar página
A Dios le gusta lo humano.

A Dios le gusta lo humano.

Si, a Dios no le interesara la humanidad no hubiera venido en carne entre nosotros. ¡Vamos, que no se hubiera hecho hombre! Pero a Dios le encanta su Creación y todo lo nuestro. De tal manera que, después de tantos siglos, sigue arriesgándose a venir a nuestro...