Seleccionar página

El obispo de Río Gallegos, monseñor Jorge García Cuerva, presidió el 23 de diciembre en la entrada del basural municipal, la misa de Navidad.

 

En su homilía, el obispo destacó que Jesús nació entre los «descartables» de su tiempo. Desde ese momento ellos, los descartables, son los más importantes, son el centro en nuestro corazón, en nuestra mente y también lo son en nuestra sociedad, afirmó.

 

En segundo lugar, el prelado señaló que así como a Jesús no le dieron lugar, nosotros sí tenemos que darles lugar a los extranjeros, a los que piensan distinto, a los que tienen otra orientación sexual, para poder vivir realmente la fraternidad. Y en nuestra sociedad, darle fundamentalmente lugar a la justicia, al trabajo, a la salud y a la educación de calidad para los más pobres.

 

Finalizada la celebración, los jóvenes de Cáritas hicieron una representación actual del nacimiento del Señor.+

 Publicado originalmente en AICA

 

 

Comentarios

0 Comentarios